Esteticismo

   Instagram Indigo Libros           

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

A mediados del siglo XIX surgió un potente movimiento artistico anglo-francés inicialmente inspirado en la obra de artistas prerrafaelistas como Dante Gabriel Rossetti (1828-1882), que priorizaba el estado de ánimo, la apariencia y el placer por encima de la narracion, el significado y el propósito. Un comentarista francés declaró: «Todo el mundo empezó a adorar lo bello .. . La mujer esteticista levaba el cabello muy corto y su forma de vestir tenía un tinte sombrio y un diseño del siglo XV. El hombre esteticista, por el contrario, se dejaba crecer los mechones». Este tipo de observaciones. junto con las sátiras de la revista Punch y de la ópera Paciencia (1881), de Gilbert y Sullivan. crearon una mala imagen del esteticismo puro. En realidad, el movimiento abarcaba una compleja red de ideas conectadas por un concepto básico: la importancia del objeto artistico en sí mismo, independientemente de sus fundamentos sociales,

políticos, religiosos y morales. Esta dramática oposición a los valores victorianos tradicionales de inclusión social y mejora colectiva dio pie al nacimiento del Art Nouveau.

Punch o The London Charivari (portada, 31 de diciembre de 1842)

Punch o The London Charivari

(portada, 31 de diciembre de 1842)

 

La expresión «el arte por el arte», popularizada (aunque no acuñada) por el poeta y crítico del arte francés Théophile Gautier (1811-1872), y actualmente asociada al esteticismo, pasó a sugerir una autoindulgencia y una afectación sin contenido; no obstante, su intención original era la de alabar la belleza de la artesanía. Los artistas esteticistas usaban mezclas de colores sutiles pero complejas para incitar al observador a contemplar las pinturas como meros objetos de arte decorativo. La idea era que el observador se distanciara del tema de la obra para poder apreciar con plenitud su valor artístico.

El pintor anglófilo estadounidense James McNeill Whistler (1834-1903) y el escritor de origen irlandés Oscar Wilde (1854-1900) fueron dos de los defensores más acérrimos del esteticismo. Para Wilde, la belleza sin propósito lo era todo: el arte no podía ser inmoral y, según él, «la vida imita al arte». La tranquila pintura de Whistler Sinfonia en blanco n.° III  desprende una atmósfera de calma y contemplación característica del esteticismo. «La ausencia de energia, una cierta languidez en las actitudes y las curvas sinuosas de las líneas composicionales ponen de manifiesto el desánimo de la modernidad», publicaba el New York Times.

En la serie de pinturas de Whistler titulada Nocturnos (décadas de 1860 y 1870), en las que se representa el río Támesis, el artista se aleja aún más de la narración y la representación tradicionales para aplicar un mayor énfasis en el color, la atmósfera y la forma. La pintura Nocturno en negro y oro: el cohete cayendo despertó la cólera del crítico John Ruskin (1819-1900), quien creía que el arte debía representar fielmente la realidad y tener un propósito moral. La conferencia «Ten O'Clock» («Las diez») que dio Whistler en Londres, Oxford y Cambridge en 1885 pone de manifiesto hasta qué punto creía en el esteticismo. En ella mostraba su desdén por las modas contemporáneas del medievalismo en el arte y la artesanía, y describía al verdadero artista como un ser casi divino, alejado de la vida ordinaria y con una capacidad exclusiva para desvelar la belleza y mejorar la naturaleza.

Nocturno en negro y oro: el cohete cayendo

Nocturno en negro y oro: el cohete cayendo

 

El otro gran pintor del esteticismo, Albert Moore (1841-1893), al principlo se dejo influenciar por el prerrafaelismo. No obstante, pronto adoptó un estilo más esteticista, atraido por la belleza y por los sentidos. Moore y Whistler se admiraban mutuamente y, como muchos esteticistas contemporáneos, consideraban que la música era la manifestación artistica más perfecta. Para los esteticistas, la forma y el contenido eran la misma cosa y borraron del mapa los temas tradicionales, de lo que dan cuenta los titulos musicales de algunas de sus pinturas. En la pintura de Moore El cuarteto: tributo de un pintor al arte de la música (1868), los músicos modernos aparecen vestidos como músicos clásicos. La pintura adopta la forma de un friso y pone de manifiesto el amor que sentia el artista por la escultura de la Antigüedad únicamente por la belleza de sus formas.

Todo ello, unido a la influencia decorativa de los grabados japoneses -patente en obras como La niña dormida (1875) o Flores-, pone de relieve la adopción por parte de Moore de un plano pictórico llano y la importancia que le daba a las formas, los colores y la composición. La obra de Edward Burne-Jones (1833-1898) también pone de manifiesto un giro a través del cual la imagen en si pasaba a tener más importancia que el tema.

A principios del siglo xx el esteticismo empezó a entrar en declive, pero sus ideales habian influido profundamente en la obra de William Morris (1834-1896) y en el movimiento Arts and Crafts, tanto en Europa como en Estados Unidos. Durante los primeros años de su carrera, Morris puso especial énfasis en los patrones fluidos y asimétricos inspirados en las formas de las plantas, algo que ayudó a dar forma a las arremolinadas plantas pintadas libremmente del Art Nouveau, y a los fluidos arabescos del Inglés Aubrey Berardsley

1864

Lord Leighton (1830-1896) empieza a construir la Leighton House en Londres, un revolucionario ejemplo de arquitectura esteticista.

1868

Moore expone El cuarteto: tributo de un pintor al arte de la música, fusionando los mundos esteticistas del arte y la música.

1871

Whistler pinta Arreglo en gris y negro: la madre del artista. Es la primera de sus pinturas que incluye la palabra arreglo (arrangement) en el título.

1872

Nace Beardsley. Se convertirá en una figura clave del movimiento esteticista.

1876-1877

Whistler diseña la Peacock Room en Londres. Las paredes de color verde azulado, el cobre y el pan de oro y el aire oriental de la sala son muy esteticistas.

1877

Sir Coutts y Lady Slanche Lindsay abren la Galeria Grosvenor

en Londres, en la que exponen los artistas esteticistas rechazados por la Royal Academy.

1878

Se celebra el juicio Whistler contra Ruskin. Ruskin había criticado públicamente el enfoque libre de Whistler y éste le demandó.

1881

La opereta de Gilbert y Sullivan Paciencia parodia el movimiento esteticista.

1885

Whistler pronuncia su conferencia « Ten O'Clock»,

en la que expone nsu credo esteticista.

1889

La Exposición Universal se celebra en París.

1890

Whistler publica The Gentle Art of Making Enemies, basado en parte en la experiencia de su juicio por difamación contra Ruskin.

1895

Wilde es declarado culpable de flagrante indecencia y es condenado a 2 años de trabajos forzosos.